Directorio

Directorio

Entradas populares

viernes, 11 de diciembre de 2015

SE HACIA PASARA POR RELIGIOSO ABUSABA SEXUALMENTE DE NIÑOS





Ha­cién­do­se pa­sar co­mo re­li­gio­so, un hom­bre se ga­na­ba la con­fian­za de per­so­nas en es­ta­do vul­ne­ra­ble, a quie­nes les ofre­cía apo­yos eco­nó­mi­cos y al ga­nar­se la con­fian­za de los pa­dres de fa­mi­lia, abu­sa­ba se­xual­men­te de ni­ños de en­tre 6 y 10 años de edad, des­cu­brién­do­se que tu­vo in­gre­sos por ilí­ci­tos co­me­ti­dos en las Is­las Ma­rías y en los pe­na­les de los es­ta­dos de Que­ré­ta­ro y Apan, Hi­dal­go.

Es­to fue da­do a co­no­cer por el ti­tu­lar de la Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de Jus­ti­cia del Dis­tri­to Fe­de­ral, Ro­dol­fo Ríos Gar­za, quien ex­pli­có que Ri­car­do Hi­la­rio "N" o Eu­ge­nio Hi­la­rio "N", fue de­te­ni­do el pa­sa­do miér­co­les por ele­men­tos de la Po­li­cía de In­ves­ti­ga­ción, ya que des­de el mes de abril del año co­rrien­te lo es­tu­vie­ron ras­trean­do por va­rios lu­ga­res.

El pre­sun­to ata­can­te se­xual, tam­bién acu­día a si­tios pú­bli­cos, co­mo par­ques, hos­pi­ta­les y ac­ce­sos a es­ta­cio­nes del Me­tro, en don­de se po­nía a "en­gan­char" a me­no­res de edad de quie­nes pos­te­rior­men­te abu­sa­ba de ellos. "Una vez que lo­gra­ba sus­traer a los me­no­res de edad de su nú­cleo fa­mi­liar, abor­da­ban al­gún trans­por­te pú­bli­co que los tras­la­da­ba en al­gu­nos ca­sos, a ho­te­les de pa­so, en los cua­les in­gre­sa­ba ar­gu­men­tan­do ser el abue­lo de los pe­que­ños".

Asi­mis­mo, que­dó de ma­ni­fies­to que cuan­do no acu­día a los ho­te­les de pa­so, el in­di­vi­duo lle­va­ba a sus víc­ti­mas a in­mue­bles aban­do­na­dos o los tras­la­da­ba a otras par­tes de la Re­pú­bli­ca Me­xi­ca­na, en don­de los re­te­nía por es­pa­cio de 24 a 48 ho­ras, "tiem­po en el cual co­me­tía sus agre­sio­nes se­xua­les, por lo cual una vez con­clui­das las mis­mas, aban­do­na­ba a las víc­ti­mas en ca­lles de las de­le­ga­cio­nes Gus­ta­vo A. Ma­de­ro, Cuauh­té­moc o in­clu­so en el Es­ta­do de Hi­dal­go".

So­bre el mo­ti­vo por el cual no fue de­te­ni­do des­de que se re­gis­tra­ron los pri­me­ros ca­sos, el abo­ga­do de la Ciu­dad de Mé­xi­co re­sal­tó que tras co­me­ter los ilí­ci­tos, Ri­car­do Hi­la­rio o Eu­ge­nio Hi­la­rio so­lía cam­biar re­cu­rren­te­men­te de do­mi­ci­lio, y pa­ra ello pre­fe­ría lle­gar a ca­sas de hués­pe­des de ba­jo cos­to, en don­de se ins­ta­la­ba al­gu­nos días o se­ma­nas pa­ra no ser de­te­ni­do y lue­go cam­bia­ba de lu­gar.

Pe­ro que gra­cias a "tra­ba­jo de ga­bi­ne­te y de cam­po, con­tan­do con el apo­yo de un re­tra­to ha­bla­do, ela­bo­ra­do con las ca­rac­te­rís­ti­cas pro­por­cio­na­das por va­rias de las víc­ti­mas, y tras la ob­ten­ción de vi­deos del STC Me­tro, de cá­ma­ras del pro­gra­ma Ciu­dad Se­gu­ra y de cir­cui­to ce­rra­do de in­mue­bles pú­bli­cos y pri­va­dos, fue po­si­ble de­te­ner a Eu­ge­nio Hi­la­rio o Ri­car­do Hi­la­rio, al ubi­car los lu­ga­res que fre­cuen­ta­ba re­cien­te­men­te.

"De las in­ves­ti­ga­cio­nes pu­do es­ta­ble­cer­se que el pro­ba­ble res­pon­sa­ble, cuen­ta con an­te­ce­den­tes pe­na­les por los de­li­tos de vio­la­ción y pri­va­ción de la li­ber­tad, por los cua­les com­pur­gó sen­ten­cia en las Is­las Ma­rías y en los pe­na­les de los es­ta­dos de Que­ré­ta­ro y Apan, Hi­dal­go, y fue iden­ti­fi­ca­do por sus víc­ti­mas por una le­sión que pre­sen­ta en el hom­bro de­re­cho a la al­tu­ra de la cla­ví­cu­la", aco­tó.